Terapia Neuroemocional

Terapia NeuroemocionalLa Terapia Neuro-Emocional (TNE) utiliza técnicas y herramientas para impactar el Cuerpo y la Mente mediante el Espíritu. Es útil para eliminar los obstáculos para el crecimiento personal y el éxito. Te ofrece una solución rápida y duradera. La TNE puede ayudarle a superar fobias y alergias e incluso el dolor crónico. Miedos, traumas, ansiedad, insomnio, y adicciones, entre tantos asuntos que pueden agobiar tus días. Este método de terapia te puede ayudar a eliminar emociones negativas y actitudes restrictivas.

Aprende a identificar y cambiar las creencias que te limitan el potencial. Cambia tu vida. La creación de tu nuevo futuro excelente se hace natural y automático cuando remueves las barreras que no sabías como llegaste a crear. Lo mejor es que con la TNE puedes aprender cómo usar técnicas que mejoran tu calidad de vida y hasta la de otros.

Cuerpo, Mente y Espíritu constituyen una unidad inseparable.

Nuestro sistema nervioso es el encargado de enviar la información a todos los tejidos para que realicen correctamente su función. Si nuestro sistema nervioso se encuentra “irritado” o estresado, no podrá enviar esta información de una forma coherente y equilibrada. Esto significa que ninguna célula puede enfermar sin la disfunción del sistema básico del que depende. La célula se encuentra al final del proceso patológico, es la consecuencia final y no la causa inicial.

El sistema nervioso rige todos los procesos y de igual forma que los ordenadores sobrecargados precisan resetearse, así el sistema nervioso del cuerpo humano puede llegar al colapso por diferentes causas, creando barreras al paso de la información e impidiendo su correcta circulación.

Nada de lo que experimentamos escapa de quedar impreso y grabado dentro del holograma celular. Nuestras células guardan información, que proviene tanto de nuestros ancestros (conocida como herencia genética), como de registros de acontecimientos de nuestra vida, e información que traemos al nacer. Cada pensamiento, palabra, y hecho que producimos tiene una correlación fisiológica, una respuesta que se almacena en las células como una memoria y que se mantiene por su propia química particular.

Cada experiencia que hemos vivido está codificada en nuestras células y por tanto estas memorias afectan nuestra vida presente, a tal punto, que nos predisponen a percibir y a comportarnos de una cierta y determinada manera; afectando nuestro umbral de estrés y nuestra disposición frente a los desafíos emocionales.

Buscamos lo que conocemos bien, lo que estamos acostumbrados a hacer, lo que nos ofrece la excusa y el escape más seguro. Se ha descubierto que el “stress” o tensión, nuestra historia del dolor, queda almacenada en los músculos de nuestro cuerpo. Lo que pensamos afecta la estructura celular de nuestro cuerpo y quienes somos a nivel celular también tiene un efecto sobre lo que pensamos. Con la TERAPIA NEUROEMOCIONAL, se recupera una gran cantidad de energía que habíamos perdido, acceder a recursos que estaban bloqueados y así poder elegir una nueva conducta o respuesta ante las situaciones que se nos presentan. Esta técnica permite, trabajar nuestras limitaciones y bloqueos, ya sean miedos, fobias, compulsiones, obsesiones, ira, sufrimientos, trastornos de conducta, adicciones, somatizaciones, relaciones interpersonales, y dificultad de manifestarnos en las distintas áreas de nuestra vida. Al liberarnos de las cargas que nos atan al pasado nos sentimos más libres para expresar nuestro potencial, nuestros dones creativos y nuestro ser de forma más integral, alegre y productiva.